The Marzipan Man ” When little Johanna dances” + ” Hipnotized”

Conocí a The Marzipan Man casi por una serendipia. En la radio sonaba a lo lejos una canción que no conocía de Yo la tengo, así que excitado agudicé el oído para escudriñar la letra y rastrearla a posteriori:“…take this wind as an advice…”. Algo extraño había en la voz, no cuadraba ni con Ira ni con Georgia . Y aún menos con James. Google hizo la luz : ni rastro de los de Hoboken, la canción era de un grupo mallorquín que se llamaba The Marzipan Man ( o lo que es lo mismo, Jordi Herrera)  y estaba incluída en su primer disco, publicado en el 2007 : “ The marzipan man stories” .
La dichosa confusión invitaba desaforadamente a zambullirse en el disco y  compulsarlo en su totalidad. La primera impresión fue desconcertante , su arsenal melódico era tan excesivo como ecléctico: tan pronto sonaban al twee pop de Beat Happening como a psicodelia vaporosa estilo Cocteau twins. Plagado de sugerentes arreglos, había de fondo un muro de sonido infantil , como de fábulas para adultos contadas en una atmósfera de misterio. Intrigante y atrevido. Como la historia en la que Jordi cuenta que el hombre mazapán vive debajo de un arból , de dónde no sale casi nunca y dónde escribe y escribe sin parar. El dice que se lo encontró en el bosque de Salisbury , un día lluvioso y le contó historias. Historias que ahora son canciones.
Y que se acaban de publicar en  Adventures ( 2011) , su segundo disco y la confirmación de un corpus musical y lírico que podría perfectamente ser la banda sonora de esa frase que dice que “ La imaginación es más importante que el conocimiento”. Melodías deslumbrantes al servicio de historias y personajes venidos de otros mundos, como esas muñecas de Dresden que sueñan el futuro y lo dibujan en paredes con carbón y cera (“Dresden dolls”). O el baile de la pequeña Johanna (” When little Johanna dances”) , ese que hace que todos los chicos de la clase pierdan los papeles y  suspendan matemáticas. Historias sobre amores y soles eternos , como el mismo Jordi cuenta sobre “ Hipnotized” :

“ Estar enamorado es estar hipnotizado, entre otras cosas. Damos vueltas y vueltas en un barrio periférico de una galaxia en espiral, que nos mantiene, si queremos, hipnotizados, y el sol nunca se pone realmente..”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Musique y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a The Marzipan Man ” When little Johanna dances” + ” Hipnotized”

  1. Eloísa dijo:

    Qué gran reseña! Y qué gran disco, de verdad que sí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s